¿Qué hacemos?

Establecidos en Wukro en 1991 con la misión de construir una escuela para el pueblo, tras más de 25 años de esfuerzo y trabajo en la zona, no sólo hemos conseguido el objetivo de crear la escuela St. Mary, si no que hemos abarcado muchos más ámbitos.

Principalmente proporcionamos apoyo social y económico a los huérfanos, a las madres indigentes, a las víctimas del VIH/SIDA, a las personas ancianas y discapacitadas que viven en extrema pobreza, a concienciar en todos los temas relacionados con el VIH/SIDA, a proporcionar servicios de créditos a la parte de la población desvalida para que se puedan ser independientes. Todo esto lo conseguimos mediante la puesta en marcha de varios proyectos para las personas necesitadas, para garantizar el acceso a la alimentación estable.

Las intervenciones se realizan por medio de la coordinación y puesta en marcha de programas y proyectos de bienestar social y de desarrollo. Estos programas se ejecutan en colaboración con la WSDP (Wukro Social Development Program), un organismo que emplea a trabajadores sociales, psicólogos y administrativo de la comunidad local de Wukro y el Tigray.

Nuestros proyectos parten de una base de sostenibilidad local, en la que se prioriza la contratación de empleados locales en todos los niveles. La dirección de programas por parte de personas locales impacta no solo en la vida de las personas de Wukro, si no en la sostenibilidad en el tiempo y ejecución continuada de los proyectos.

Los principales objetivos de nuestros proyectos se basan en:

  • Proporcionar apoyo a los huérfanos/as por medio de la educación y cobertura de sus necesidades básicas para que se desarrollen de forma integral con el fin de que puedan ayudarse a si mismos de forma sostenible.
  • Prevención del VIH/SIDA y proporcionar atención y apoyo necesarios a las víctimas de la pandemia.
  • Apoyo a personas vulnerables. Nos centramos en niños/as de la calle, jóvenes desempleados, hogares que dependen de mujeres, discapacitados y ancianos que sufren de pobreza extrema.
  • Actividades de desarrollo rurales y urbanas en lugares clave en las zonas de operación para mejorar la seguridad alimentaria de los hogares por medio de la utilización de recursos hídricos, irrigación, promoción de agro-negocios, reforestación, entre otros.

La ejecución de proyectos no solo se limita al pueblo de Wukro, si no que tiene un alcance regional. En este sentido, para la ejecución de determinados proyectos se establecen colaboraciones con ONGs y otros organismos gubernamentales con el fin de garantizar una mejora en la ejecución de los programas.

El establecimiento de Saint Mary’s como escuela profesional y técnica se basa en el propósito fundamental de hacer frente al problema del desempleo y el subempleo en Wukro y en sus alrededores, a través de cursos de formación profesional y técnica.

Durante los últimos años, se han graduado en distintos campos de especialización más de 1000 alumnos, y de estos un 85% ha encontrado un empleo. Además, se ha formado a 620 jóvenes en programas de formación no reglados como talleres de cuero, costura, bordado, música, pintura y escultura.

El objetivo de la Escuela de St. Mary’s es contribuir al esfuerzo regional para aliviar la pobreza. Por ello, la escuela proporciona educación y formación técnica y profesional a los desempleados y a los agricultores de Wukro y sus alrededores, con el fin de conseguir que los estudiantes creen sus propios empleos o encuentren un trabajo.

¿Dónde actuamos?

Eitopia

Nuestro país

Etiopía es uno de los países más agrícolas y menos desarrollados del mundo, con una renta per cápita de 110 dólares estadounidenses. La población total es de algo más de 85 millones, con una parte considerable de jóvenes y mujeres. Según la constitución etíope, toda la tierra pertenece al Estado y éste proporciona a los agricultores contratos de arrendamiento a largo plazo.

Tigray

Nuestra región

El Tigray, situado al norte del país, en la frontera con Eritrea,  es uno de los estados regionales donde los problemas económicos y sociales afectan de forma más acuciante a la población. A lo largo de los siglos, los recursos naturales se explotaron hasta el límite, provocando una fuerte degradación y la consiguiente disminución de la productividad agrícola.

Wukro

Nuestra ciudad

Para la mayoría de la población de Wukro y de las áreas circundantes, la agricultura de secano de subsistencia constituye su principal sustento. No obstante, Wukro y sus alrededores sufren con frecuencia periodos de sequía que tienen graves consecuencias para las condiciones de vida de la población rural. La emigración de las áreas rurales a las urbanas durante estos periodos es elevada.

Etiopía, un país rural y empobrecido

Etiopía es uno de los países más agrícolas y menos desarrollados del mundo, con una renta per cápita de 110 dólares estadounidenses. La población total es de algo más de 85 millones, con una parte considerable de jóvenes y mujeres. Según la constitución etíope, toda la tierra pertenece al Estado y éste proporciona a los agricultores contratos de arrendamiento a largo plazo. Este sistema dificulta el crecimiento del sector industrial ya que los emprendedores no pueden usar la tierra como aval para préstamos.

Tradicionalmente, la agricultura ha sido la mayor fuente de ingresos de la economía etíope.; supone alrededor del 45% del Producto Interior Bruto (PIB), da empleo a cerca del 85% de la población, genera más del 90% de los ingresos por exportaciones y proporciona el 70% de las materias primas a las pequeñas, medianas y grandes industrias agroalimentarias (Dejene and Mulat, 1995).

Sin embargo, la productividad agrícola del país continúa siendo escasa, debido, principalmente a factores como la precaria gestión agrícola, el uso de
tecnología tradicional, la escasez de agua, la falta de variedad de cultivos de alto rendimiento y la incidencia de plagas y otras epidemias. Por otro lado, la economía se ha visto periódicamente sacudida por otras causas como la guerra contra Eritrea entre 1998 y 2000 y las frecuentes sequías.

En noviembre de 2001, Etiopía cumplió los requisitos de la iniciativa para los Países Pobres Altamente Endeudados (HIPC por sus siglas en inglés) para reducir su deuda, y en diciembre de 2005 el FMI votó a favor de la condonación de la deuda etíope en su totalidad. A finales de 2002 la sequía azotó de nuevo el país provocando una disminución del 3,3% del PIB en 2003. Durante 2004 y 2007, sin embargo, el tiempo siguió las pautas normales, lo que contribuyó a la mejora de la productividad agrícola y a la recuperación del PIB.

Tigray, donde los problemas económicos y sociales afectan de forma más acuciante

Etiopía está formada por una gran variedad de naciones, nacionalidades, pueblos y grupos lingüísticos. Se hablan más de 80 lenguas diferentes, de las cuales 12 son semíticas, 22 cusíticas, 18 omóticas y 18 lenguas nilo-saharianas.

El Tigray, situado al norte del país, en la frontera con Eritrea,  es uno de los estados regionales donde los problemas económicos y sociales afectan de forma más acuciante a la población. A lo largo de los siglos, los recursos naturales se explotaron hasta el límite, provocando una fuerte degradación y la consiguiente disminución de la productividad agrícola. A ello pueden atribuirse las frecuentes sequías que han provocado una escasez continua de alimentos  y el que cerca del 60% de la población vive en la pobreza extrema.

La economía no ha sido capaz de cumplir las necesidades alimentarias de la sociedad ni de reunir el capital que facilitaría el crecimiento económico a través de la inversión en el sector terciario. La persistente falta de alimentos durante varios meses se ha convertido en la característica principal de la mayor parte de la comunidad agrícola de la región. La diferencia entre la producción agrícola y el consumo se resuelve siempre, por tanto, mediante la ayuda alimentaria de otros países con excedente de producción.

Durante las últimas décadas se han llevado a cabo diversos esfuerzos para inten revertir esta situación. En este proceso están también implicados varios agentes de desarrollo. La conservación de los recursos naturales es la estrategia central del proceso de desarrollo de la región. No obstante, debido a la complejidad y a la extensión del problema y, al mismo tiempo, a las dificultades para innovar y/o para adoptar soluciones tecnológicas efectivas, los cambios necesarios para avanzar en la calidad de vida de la población se producen con lentitud.

El bajo crecimiento económico va acompañado de un gran crecimiento demográfico que causa desigualdades en la creación de empleo. Por ello, el paro constituye uno de los problemas más graves de la región. Incluso los trabajadores altamente cualificados tienen dificultades para encontrar un puesto de trabajo.

Wukro, donde la agricultura de secano de subsistencia constituye su principal sustento

El Saint Mary’s College (Escuela de St. Mary’s) se encuentra a las afueras de la ciudad de Wukro, a unos 45 kilómetros al norte de Mekelle, la capital del estado regional del Tigray. Wukro se sitúa junto a la autopista que conecta Mekelle con Adigrat.

Para la mayoría de la población de Wukro y de las áreas circundantes, la agricultura de secano de subsistencia constituye su principal sustento. No obstante, Wukro y sus alrededores sufren con frecuencia periodos de sequía que tienen graves consecuencias para las condiciones de vida de la población rural. La emigración de las áreas rurales a las urbanas durante estos periodos es elevada.

Desde hace poco, Wukro se está expandiendo rápidamente hacia la parte suroccidental de la ciudad lo que queda patente en las diversas construcciones residenciales que se están llevando a cabo dentro y fuera de la ciudad.  El aumento de la construcción de viviendas residenciales de estilo moderno y de edificios comerciales como hoteles, cafeterías y tiendas, ofrece oportunidades de ingresos para los trabajadores cualificados y no cualificados en este sector.

Una de las industrias más importantes de la zona en cuanto a oportunidades laborales, especialmente para los trabajadores cualificados, es la fábrica de cuero de Sheba, que se localiza a las afueras de Wukro. Además, Wukro cuenta con otra fábrica de gaviones (contenedores de piedras retenidas con malla de alambre) que presenta un gran potencial para crear empleo en la comunidad.

En cuanto a los centros educativos y formativos, encontramos instituciones académicas de todos los niveles, como centros de educación infantil, escuelas de educación primaria y secundaria y centros superiores públicos y privados de formación profesional y técnica (TVET por sus siglas en inglés). Existen oportunidades laborales en Wukro, especialmente en pequeñas empresas y microempresas, además de las oportunidades de empleo previstas en otras partes de la región.

¿Dónde estamos?

Hazte voluntario/a o visítanos en Wukro

Ven a conocer Wukro, el Tigray y Etiopía a través de nuestros proyectos. Puedes venir como voluntario/a o pasar unos días como visitante durante tus vacaciones.

NUESTROS COLABORADORES