BLACK LIVES MATTER

BLACK LIVES MATTER

La muerte de Georges Floyd ocurrió el 25 de Mayo; a las pocas horas el asesinato era ya noticia en el
mundo entero. Y sigue siendo.


La frase ”Black lives matter”, parece ser una reacción contra un supuesto: “only white lives matter”
(solo las vidas blancas importan) algo ´comprensible´ en la época de la esclavitud, pero no ahora.
Creo que solo en el caso de que se debiera esculpir, que no lo creo: White lives matter, podría
esculpirse Black lives matter; Red lives matter. . . Si en la frase lo fuerte es la vida, la vida está
intrínsecamente unida a cada color por igual; si lo fuerte es el color: todos los colores
intrínsecamente unidos entre si `participan a una misma vida.


Con todo, está consiguiendo un sentir humano muy favorable, quizás un despertar conciencias en la población humana, al margen de fronteras, nacionalidades. Su muerte nos une. Una vida cuenta. La
tragedia de Floyd, según información recibida, ocurrió porque un empleado de una tienda llamó a la
policía sospechando que una persona quería pagar con $20 falsos. Difícilmente a un sospechoso que
no se enfrenta, no tiene arma alguna y está esposado, se le puede anular de la manera que muestra
la foto. El mismo policía fue juez y ejecutor. Quizás para el asesino el hecho de que fuera negro fue
suficiente razón para matarlo. . .INCALIFICABLE. Y si hubiera quien le felicitara, o simplemente le
apoyara. . . difícilmente podría calificarse a esa persona. El incalificable de alguna manera lo califica.
El 28 de Mayo, tres días después del asesinato de Georges Floyd, el periódico El País comunicaba:
”La pandemia arrastra a otros 86 millones de niños a la pobreza” y según la organización Save the
Children, el número de estos menores pobres, para finales del 2020 llegará a 672 millones. Y muchos
de ellos, posiblemente la mayoría sean negros. Este informe realizado por Save the Children y Unicef
basa sus conclusiones en las proyecciones económicas del FMI y el Banco Mundial. La información
de El País continúa:” según la Universidad de John Hopkins, esta nueva situación provocaría la
muerte de 1,2 millones menores de 5 años, en tan solo seis meses.”


Y eso no ha sido noticia, ni aún ya sabiéndolo, a muchos no nos creará malestar alguno.
Sin quitar el menor rechazo a la repugnancia del asesinato de Georges, parece haber algo por
encima de la noticia que haya creado esta conmoción mundial: la foto? el momento: ha sido el
´chivo expiatorio´ sobre la que echamos todos nuestros horrores, errores. . .??? Si solo es el hecho
de haberlo matado, limpiaría nuestros sentimientos humanos.


El informe coninúa: “Por su parte, el Banco Mundial anunciaba el pasado 19 de mayo ayudas por valor de 160.000 millones de dólares (143.380 millones de euros) a disposición de los países en
desarrollo.


Banco Mundial, FMI, ONU, UNESCO con todas sus organizaciones a favor del desarrollo del Tercer
Mundo, del Mundo Empobrecido. . .

Dando un paso atrás de unos 20 años Graham Hancock, en su libro “Lords of Poverty” informaba
cómo el Presidente del Banco Mundial, dirigiéndose a los 10.000 invitados, siendo Graham uno de ellos, celebrando el encuentro anual, les dijo:”

“Nuestra institución es muy rica económicamente y en experiencia, pero su trabajo quedará en nada
si no somos capaces de ver el mundo a través de los ojos de los más desfavorecidos, si no podemos
participar en sus esperanzas y miedos. Estamos aquí para servir sus necesidades, para ayudarles a
que descubran su poder, su potencial, sus aspiraciones. . .Acciones colectivas contra pobreza global
es el fin común que nos une hoy aquí. Por ello debemos re-dedicarnos en la consecución de este
gran bien.” (pag.38)


El autor continúa. Mirando a los 10.000 asistentes no era difícil darse cuenta que no eran las
personas adecuadas para llevar a cabo ese noble objetivo; si no bostezaban o dormían en la
sesiones plenarias se encontraban disfrutando de toda una serie de cócteles, comidas, ´meriendas´,,
cenas, aperitivos de medianoche, dignos de los más profesionales gourmands. La factura de los 700
eventos preparados para los asistentes durante la semana, se estimó en 10 millones de dólares. Con
una lista de todo tipo de comidas, y todas en abundancia, vinos de alta calidad importados. . .
llegando a la extravagancia. También el FMI en sus encuentros frecuenta los mismos súper hoteles,
el Shoreham en este caso. Según el manager de las bebidas, la exquisitez del FMI demanda
champanes internacionales. Cenas de 200$ cubierto. Todo esto ocurría en Washington. ( pag.38-
39.58).Con largas colas de limusinas, colapsando el tráfico, a 44 dólares la hora con un contrato de
no menos de 10 horas día.


Hancock comenta que los miembros de todas estas instituciones internacionales, comenzando por la
ONU consideran este súper privilegiado estilo de vida como un derecho que va con su cargo; como
un premio para recompensar “sus grandes sacrificios”, en lo que, de alguna manera parecen creer –
no como un estilo de vida incrustado en su hipocresía. (pag.40)

No resulta raro que estos súper pagados burócratas se hayan organizado, sin el menor escrúpulo, de
tal manera que, aun siendo despedidos, tengan derecho a recibir del Banco Mundial, un promedio
de un cuarto de millón de dólares por persona.


Cuellar, siendo Secretario General del FMI, defendía que era una política necesaria que los
empleados de la ONU recibieran sueldos más altos que los funcionarios mejor pagados en el
mundo, para estimularlos y aceptaran todo lo que conlleva su trabajo.(96) Según Hancock, muchos
de ellos, además de ser incompetentes, en las únicas reuniones que estaban a por todas, forzaban,
exigían eran las que tratan sus subidas de salarios.


En la contraportada del libro Graham informa: 60.000.000.000 de dólares anuales para apoyar a los
pobres. Y en el transcurso del libro hace ver que entre el 80 %y 90% de esos millones se queda entre
los sufridos burócratas como bonos, dietas, viajes, bacanales. . .
El libro comienza con un poema de Ross Coggins, que acaba: “basta de versos – vamos con la misión!
Nuestro campo es tan amplio como la condición humana. Pedimos a Dios, que la promesa bíblica se mantenga: Los pobres siempre los tendréis con vosotros”.
No muchas oraciones habrán sido tan escuchadas como ésa: 86 millones nuevos de pobres – solo de
niños. No sería de extrañar que más de uno de estos burócratas diera gracias a Dios por enviarles el
Covid 19.


Qué ocurrirá con los 143.380 millones de euros que el Banco Mundial, tan “generosamente” ofrece
a los pobres? Dinero recaudado de los impuestos de los de a pie. Cuantos millones de esos niños, muchos negros, se unirán a los 25.000, también negros muchos de ellos, que mueren ya
diariamente? Cuántos de esto burócratas seguirán festejando a costa de tanta muerte inocente? Del
poema arriba indicado: “Hablamos de malnutrición mientas comemos chuletas, a la vez que
planeamos conferencias sobre el hambre y durante los descanso tomando té las inundaciones de
Asia o la sequía de África. Nos enfrentamos a cada situación con la boca abierta.”


Cuando hago referencia al salto de 20 años atrás, me refiero al tiempo transcurrido desde la edición
del libro en mis manos 2001 a hoy. Posiblemente la administración y burocracia de la ONU haya
mejorado. Seguimos contando con unas 170.000 personas que muyeren al día porque les falta un
plato de alubias, con muchos millones de familias pobres y es conocimiento común que sus grandes
instituciones aún se quedan con un 75% del `presupuesto en mano. A pesar de esta imagen tan
derrotista, me uno al sentir de Jean Ziegler, en el penúltimo párrafo de su libro.” Hay que cambiar el
mundo”:” Pero esta sociedad civil (el Foro Social Mundial), dotada especialmente con las armas de
una ONU regenerada, abre el horizonte de un mundo por fin más humano.”


Que el asesinato de Georges Floyd nos lleve a este mundo más humano, a abanderar a las más de
200.000 personas que morirán diariamente porque les va a faltar un plato de alubias. De Jesús se
dijo: “es necesario que uno – en aquel caso, él- muera por todo el pueblo.” Ojala el asesinato de
Georges, al menos ante Dios, tenga ese valor redentor y nos salve de caer en el espíritu del consumismo por mínimos que sean nuestros recursos, abriéndonos, si procediera, hasta a poder dar
de lo que necesitamos a quienes más neestian.


Ángel

2 Comments

  1. Chryste Klement Wiese - 31 julio 2020 Reply

    You do have a fabulous blog thanks. Chryste Klement Wiese

  2. Sharron Stefan Heaps - 10 agosto 2020 Reply

    Bonjour, ton blogue est très réussi! Je te dis bravo! C’est du beau boulot! 🙂 Sharron Stefan Heaps

Deja un comentario

No se publicará tu dirección de correo